Cepillado de gatos

Lo mejor para ahorrarte pasarte las tardes limpiando pelos de tu casa es tener una rutina de cepillado diario con tu felino. En temporadas de caída de pelo puedes hacerlo con más asiduidad para asegurar que esté más fresquito y cómodo. Además, les ayuda a no generar bolas de pelo en el estómago. Si acumulan mucho pelo muerto al limpiarse se lo tragarán y puede generar molestias y problemas.

¿Cuántas veces tengo que cepillarlo?

Si tu gato es de pelo corto es recomendable un cepillado a la semana, utiliza un peine suave. Para los gatos de pelo largo lo mejor es consultar a un peluquero de gato o veterinario por si necesitan un cuidado diario y también un cepillo específico. Lo más probable es que tengas que comprar un cepillo de púas más duras y le des un cepillado rápido cada día o cada dos.

¿Cómo lo cepillo?

La personalidad de cada gato es diferente, puede que tu amigo disfrute de esas sesiones de cepillado o por el contrario te cueste conseguir que esté quieto. Te recomendamos ponerlo en tus rodillas y comenzar a cepillarlo con cuidado, delicadamente, háblale con voz suave y tranquila, intercala el cepillado y las caricias y puedes recompensarle con una golosina o una gelatina. Si empiezas a cepillarlo desde pequeño te será mucho más fácil.

Lo mejor para que se vaya acostumbrando es ir alargando progresivamente los momentos de cepillado. Si ves que ataca al cepillo o a ti ignóralo y déjalo solo para que sepa que si hace eso no va a tener tu atención.

Conforme se acostumbre al cepillado podrás empezar a cepillarle el vientre, las orejas y la cola, las partes más sensibles. En el caso de que se enfade retoma de nuevo el cepillado del torso.

Estos momentos de relax con tu gato pueden ser una oportunidad para mirarle la boca, las encías y las orejas para asegurar que todo está correcto. También, podrás revisar que no presenta ninguna calva, signo de pulgas o garrapatas y su piel no tiene heridas ni bultos extraños. Echa un vistazo debajo su cola por si tienen restos de heces y tienes que cortar un poco de pelo. Las zonas donde más se acumulan los nudos son las de roce: cuello, axilas e ingles.

La circulación sanguínea de nuestros felinos se estimula y también el tono muscular con estos agradables masajes. Además, puede ayudarte a estrechar lazos o tener un mayor vínculo con tu mascota. Un cepillado puede ser una experiencia muy positiva y agradable para los gatos.

Para los gatos de pelo corto lo mejor es el cepillo de goma, dedícale unos cinco minutos.  En el caso de los felinos de pelo largo suelen soltar bastante pelo durante todo el año y no solo en las temporadas de caída de pelo. Es importante hacerlo para evitar los enredos, a veces es necesario usar una carda y polvos de talco sobre los nudos. Si tiene algún nudo imposible lo mejor es cortarlo para evitar hacerle daño.

Lo habitual es que llenes el cepillo de pelo, no te asustes si hay mucha cantidad. Si tuvieras dudas o te pareciera excesivo acude a tu veterinario para consultarle. Para evitar las bolas de pelo en el estómago te recomendamos aceite de parafina o un preparado de malta.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies