Trabajar desde casa

El año pasado, muchas empresas adoptaron el trabajo remoto como medida para evitar la propagación del COVID-19. Esta nueva forma de trabajar ha tenido un impacto significativo en la vida de las personas, pero también ha afectado a nuestras mascotas.

En primer lugar, para muchas mascotas, el trabajo remoto ha significado una mayor cantidad de tiempo con sus dueños. Los perros y gatos que antes pasaban la mayor parte del día solos en casa, ahora disfrutan de la compañía de sus dueños durante todo el día. Esto ha sido una bendición para las mascotas que sufren de ansiedad por separación, ya que ahora se sienten más seguros y protegidos.

Sin embargo, también hay algunos efectos negativos en el trabajo remoto para las mascotas. Por ejemplo, los dueños que trabajan desde casa pueden tener la tentación de trabajar más horas, lo que significa que pasan menos tiempo interactuando con sus mascotas. Además, las mascotas pueden encontrar difícil entender por qué sus dueños están en casa todo el día pero no les presten atención todo el tiempo.

Otro problema es que las mascotas pueden distraer a sus dueños cuando trabajan desde casa. Un gato que se sube al teclado del ordenador o un perro que insiste en jugar pueden ser adorables, pero también pueden interrumpir el flujo de trabajo.

En resumen, el trabajo remoto puede tener tanto efectos positivos como negativos en las mascotas. Si eres dueño de una mascota y trabajas desde casa, es importante asegurarse de que tu mascota reciba la atención y el cuidado que necesita. Además, es importante establecer límites claros para asegurarse de que tanto tu trabajo como el bienestar de tu mascota estén equilibrados.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies