Una historia de amor real

Brutis era un golden retriever normal, con un precioso pelo dorado. Como todos los de su raza, poseía un carácter apacible y cariñoso. Dado que era un animal muy amistoso, no servía para perro guardián: Se ponía a jugar con cualquier desconocido. Por eso sus dueños, una familia de California, jamás hubieran imaginado que su mascota iba a convertirse en un héroe.brutis-golden-retriver-heroe

Así sucedió el día en que una serpiente de coral, una de las más venenosas del mundo, se coló en el jardín familiar y se acercó hacia uno de los hijos, un niño pequeño. Brutis, que la vio, dejó de lado su naturaleza tranquila y, pese a no haberse enfrentado jamás a nadie, encaró a una de las criaturas más peligrosas de la naturaleza. Peleó con la serpiente y la alejó, lo que le valió una mordedura casi mortal. Pero salvó al niño.

Y no sólo eso: Además de curarse de la mordedura, su heroica acción le valió a Brutis el Premio Nacional al Heroe Perruno (“National Hero Dog Award”). Aunque, sin duda, el premio que este golden retriever más valoró fue el amor de su familia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR