Dejemos a nuestro perro que sea un perro

En las décadas pasadas, la convivencia del hombre Y el perro se volvió cada vez más compleja debido los cambios sociales que también transformaron la imagen humana del mundo. Si antes al perro se le dejaba ser un animal y no se le integraba en todas las acciones del día, hoy está considerado como un miembro más de nuestra familia.